Tipos de hongos en la marihuana y cómo solucionarlo

Tipos de hongos en la marihuana y cómo solucionarlo
Por 24 March, 2021 Ningún Comentario

Tipos de hongos en la marihuana y cómo solucionarlo

El proceso de cultivar marihuana en interior tiene algunas cuestiones que debes considerar durante el desarrollo de tus plantas, los hongos pueden ser beneficiosos o llegar a convertirse en un inconveniente para tu cultivo. Se trata de microorganismos que sobreviven gracias a otro organismo que le sirve de alimento, conviene conocerlos y saber cuáles pueden beneficiar o dañar a tu hierba.

El proceso de proliferación de los hongos es frecuente que se produzca entre las plantas, el campo es prácticamente su hábitat natural, existen distintos tipos y algunos logran proteger la planta mientras que otros la atacan desde la raíz.

Si los hongos contribuyen al desarrollo de tu cultivo no existe razón para erradicarlos, pero al cultivar marihuana en interior, aunque existe un riesgo potencialmente inferior de que los hongos se alojen es posible que ocurra y puede resultar más resistentes.

En la marihuana podemos encontrar ciertos tipos de hongos y existe una serie de razones que promueven su aparición, también vale la pena saber la manera correcta para combatirlos. Finalmente, el objetivo es mantener en total equilibrio el cultivo.

Una de las formas en las que se puede diferenciar el tipo de hongo que ataca a nuestra planta al cultivar marihuana en interior es por la zona en que se aloja, dependiendo de ello se puede determinar su fuerza y saber que tan perjudiciales son.

Los hongos más comunes al cultivar marihuana en interior

Te traemos una selección de los hongos más perjudiciales para nuestra planta de marihuana, estos enemigos pueden atacar los brotes de tu hierba desde muy temprano y dañar toda tu cosecha. Con esta información sabrás cómo detectarlos y conseguirás detener su proliferación.

Oídio

Es probablemente el hongo más conocido entre los cultivadores cannabicos, se produce gracias a un exceso de humedad en el cultivo y al manifestarse las hojas se empiezan a cubrir de una especie de polvo blanco que se posa sobre la parte superior. Puede aparecer en cultivo interno o externo y, normalmente, necesita que se aplique fungicidas orgánicos para que desaparezca y el hongo muera.

Al principio es posible retirar el polvo con limpieza, pero el hongo no dejará de crecer y si llega a instalarse en la pared celular de planta será imposible eliminarlo. Su propagación es muy rápida, pero una vez que empieces a aplicar el remedio se podrá salvar los nuevos brotes, aunque tendrás que desechar las hojas que ya han sido afectadas.

Oidio en marihuana

Mildiu

Se considera un hongo muy temido para aquellos que quieren cultivar marihuana en interior por su nivel de agresividad. Su aparición es más común en cultivos que se desarrollan bajo clima húmedo generalmente por encima de 50 % y una temperatura de unos 26º C. No existe una etapa específica para su aparición y lo puedes localizar si las hojas de tu planta empiezan a mostrar ronchas de color marrón o amarillo.

Este hongo puede atacar durante la etapa de floración o crecimiento y conforme cobra fuerza irá palideciendo toda la especie y produce la caída de las hojas. Al aparecer puedes frenar su expansión retirando la parte contaminada antes de que ocasione la muerte de tu cultivo. También se recomienda aplicar deshumidificadores o aparatos de climatización para controlar la temperatura.

Mildu en marihuana

Botrytis

Su aparición podría ser consecuencia de un ataque de orugas, por su naturaleza el insecto crea agujeros en las flores de tu cannabis y ahí el hongo tiende a crecer y proliferar. La humedad vuelve a ser la protagonista, por ello suele ser más frecuente en cultivos al aire libre por acumulación de agua de lluvia.

Si tu objetivo es cultivar marihuana en interior estadísticamente tienes menos probabilidad de sufrir por la aparición de Botrytis. Este hongo es desagradable a la vista produce un deterioro de la planta desde su interior pudriendo los cogollos y ramificaciones; una vez que la planta está infestada puedes dar por perdida buena parte de tu cosecha.

Este hongo es tan resistente que puede alojarse en flores ya secas, lo que se recomienda es que al descubrir el origen de la infección se elimine toda la rama. Además, debes tener la precaución de consumir hierba con trazas de Botrytis, ya que puede generar problemas respiratorios.

Botritis en marihuana

Roya

La roya es uno de los hongos más conocidos por los trabajadores de la tierra, se trata de una infección que produce una mancha amarillenta sobre la hoja desde la parte externa, como empieza con una ligera decoloración puede confundirse con señales de deshidratación o falta de nutrientes. Invade la planta desde la epidermis hasta su interior, es posible detener su evolución si se descubre a tiempo.

Este hongo puede tratarse con fungicidas y preparados con azufre. Normalmente, suele desarrollarse en zonas con mucha humedad y falta de ventilación. Cada planta puede perder su capacidad de crecer y producir cogollos densos.

roya en marihuana

Pythium

Se trata de un microorganismo que crece en el sistema radicular de la planta y puede afectar a las especies más jóvenes, normalmente, evoluciona y logra acabar con el cultivo si la planta no puede soportarla. Este hongo vive en sustratos infectados y cobra vida en temperaturas que oscilan entre 20 y 30º C con humedad elevada. Cuando la planta sufre un ataque de este microorganismo poco a poco pierde fuerzas y las raíces dejan de ser blancas para adquirir un color amarillento.

Tu planta de cannabis perderá mucha fuerza y se mostrará en franco estancamiento, por ser un hongo que se aloja en la raíz una vez que aparece es difícil sacarlo de la planta. Lo mejor es evitar su aparición y la mejor manera es combatirlo con otros microorganismos que hagan simbiosis desde el fondo de la tierra.

Phytium en marihuana

Fusarium

Este hongo puede aparecer en la raíz y apoderarse de todo el cultivo, al cultivar marihuana en interior es capaz de alimentarse bajo la tierra con todo lo que está a su alcance, se evidencia en un líquido con cierta viscosidad en el que la raíz quedará envuelta y le impide la absorción de nutrientes.

La planta donde vive el Fusarium se consume totalmente, pierde su color y sus hojas empiezan a caer, este hongo termina por ser letal y normalmente las plantas no sobreviven a él. Para evitar su aparición lo indicado es mantener la mayor asepsia en el área de cultivo y evitar que tus instrumentos conserven residuos tras cada actividad que hagas en la siembra.

fusarium en marihuana

Consejos para evitar la aparición de hongos en el cultivo de cannabis

Aunque ya te hemos dado algunas recomendaciones para combatir los hongos lo mejor es ir a lo seguro y evitar que estos microorganismos se desarrollen en tu cultivo. No podemos asegurarte que existe un método infalible que evite completamente su aparición, pero si tienes en cuenta estos detalles cultivar marihuana en interior puede ser mucho más seguro.

Lo más importante es no crear condiciones para que los hongos aparezcan y la limpieza es un elemento muy importante. Realiza la desinfección de la zona de trabajo con la ayuda de fungicidas o una solución de agua clorada. Después de cada cosecha limpia meticulosamente cada área de tu armario, los instrumentos que utilices habitualmente y las macetas.

En algunos casos recomendamos que no te acerques al cultivo con ropa que ha estado en contacto con bacterias de la calle, procura mantener tu armario lo más limpio posible, como si fuera un lugar estéril. Igualmente, asegúrate de no mezclar los utensilios, tus instrumentos para trabajar las plantas serán única y exclusivamente para esa actividad.

Despoja tu cultivo de hojas muertas, ramas secas o residuos vegetales, no permitas que materia muerta quede en la tierra o se mezcle con el sustrato.

La regulación de factores climáticos es determinante en la reproducción de los hongos. La luz y la ventilación son asuntos de absoluta importancia para cultivar marihuana en interior, como no puedes contar con un hábitat natural necesitas crear las condiciones para proveer la luz y ofrecer a la planta el ambiente que necesita para crecer sana.

Adquiere las bombillas que ofrezcan luz suficiente para cubrir toda la zona de cultivo, asegúrate de que estén instalados al menos a un metro de distancia de la punta de las plantas y evita que produzcan mucho calor. A la par, debes proveer a tus semillas de un hábitat fresco y un sistema de drenaje eficiente para evitar picos de humedad.

Los aires acondicionados y los deshumidificadores son una gran herramienta, solo tienes que controlar y medir la temperatura de la habitación. Según la variedad puedes necesitar aplicar podas periódicamente esto ayudará a que el aire circule y hacer del lugar un sitio incómodo para que estos hongos crezcan. Su uso puede ser indispensable cuando te encuentras en zona de clima húmedo.

La humedad debe mantenerse a raya y no estar por encima de 50 %, por su parte la temperatura siempre debe quedar sobre los 25 grados. Los fungicidas orgánicos realmente funcionan si quieres prevenir que los hongos se formen y dañen a la planta.

Los hongos son un enemigo sigiloso para todos los que pretendemos obtener un cannabis de calidad, los cultivos pueden mantenerse durante mucho tiempo libre de enfermedades, pero con estas medidas podrás estar más cerca de obtener buenas cosechas y productivas cargadas de cogollos perfectamente sanos.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.