Como cultivar marihuana en interior: Guía Básica 2021

Como cultivar marihuana en interior: Guía Básica 2021
Por 15 March, 2021 Ningún Comentario

Como cultivar marihuana en interior: Guía Básica 2021

Si te gusta consumir cannabis por diversión o por salud seguramente has sentido la motivación de cultivar marihuana en interior y fumar tu propia hierba. No todos disponen de un balcón o terraza para sembrar al aire libre, pero seguramente cuentas con un pequeño lugar de la casa donde tus plantas pueden desarrollarse.

Lo primero que debes definir es cuál será tu espacio para cultivar, si estás dando tus primeros pasos como cannabicultor, puedes caer en la falsa creencia de que necesitas un espacio muy amplio y esto no es estrictamente necesario. Los cultivos de cannabis pueden desarrollarse en armarios, garajes o habitaciones, simplemente se necesitan algunas condiciones mínimas para que tu cultivo tenga éxito.

Al elegir el lugar para desarrollar tus plantas debes evaluar los recursos con los que cuentas o la inversión que puedes hacer, a todos nos agrada un espacio de cultivo amplio, pero hay que tener claro que cuanto más grande es el espacio más aparatos se necesitarán para la iluminación y la ventilación.

Aunque te cueste creerlo el cannabis puede crecer en espacios realmente pequeños y cultivar de esta forma ofrece algunas ventajas. Al cultivar marihuana en interior logramos que nuestra plantación sea discreta y los olores no salgan, no hace falta que hagas muchos cambios ni cuidarla demasiado de agentes externos.

Los cultivos internos pueden ser bastante productivos, su extensión no está directamente relacionada con el volumen de producción que puedes extraer; aunque son más pequeños es posible que sean muy exitosos, aunque según la variedad necesitarás algunas habilidades para sacar el máximo provecho a tu cultivo.

Hay ciertas exigencias que necesitarás cumplir para cultivar marihuana en interior, en este caso es necesario controlar el fotoperiodo de las plantas y respetar cada etapa de su desarrollo. Los cultivos no deben sufrir alguna intervención de agentes externos para evitar estrés o daños en su capacidad de producción.

cultivo de interior

Elementos para cultivar marihuana en interior

Existen ciertas condiciones que necesita tu cultivo para crecer y completar el tiempo de floración, el objetivo es maximizar el potencial de tus plantas y lograr condiciones similares a las que ofrece la naturaleza, pero esta vez con absoluto control del clima. Cuando se desarrollan cultivos indoor el cultivador puede establecer un calendario de trabajo y llevar adelante varias cosechas durante el año.

El éxito de cultivar marihuana en interior no depende de su ubicación, porque cualquier espacio puede ser útil para hacer crecer las plantas, lo realmente importante es que el entorno cuente con las condiciones ideales para mantenerlas saludables. Estos son los elementos que debes controlar:

Humedad y temperatura

Las plantas de cannabis necesitan un equilibrio entre ambos factores, el exceso de humedad o someterlas a temperaturas extremas puede reducir su capacidad de producción.

En la mayoría de los casos la temperatura la puedes controlar ofreciendo suficiente ventilación a tu cultivo, lo ideal es que entre las plantas circule aire fresco para mantener control de la humedad y evitar que proliferen hongos en sus ramificaciones.

Dependiendo del espacio es posible que necesites sistemas de climatización, como aires acondicionados o radiadores lo importante es que ajustes la temperatura.

Espacio de cultivo

Aunque ya hemos señalado que es posible cultivar casi en cualquier zona, un espacio de al menos de 60 x 60 cm sería el área mínima para instalar tu cultivo. La altura recomendada para que la planta pueda tener un desarrollo vertical favorable es de 120 cm.

Recuerda que cuanto mayor sea su crecimiento más lugar habrá para que se desarrollen los cogollos y la cosecha sea más productiva. La altura puede llegar a ser muy elevada si se trata de una planta sativa muy desarrollada, pero siempre podrás emplear tutores y técnicas para controlar su elevación.

Iluminación

Las lámparas y bombillas que se emplean para cultivar marihuana en interior se recomiendan de al menos 1000 W de potencia, se trata de bombillas led con luz clara y directa que no generan sombras para conseguir una iluminación pareja en toda la zona de cultivo.

Estos equipos estimulan el proceso de fotosíntesis de tus plantas y ayudan a sacar el máximo provecho de tu semilla. Elige las que tienen balastro electrónico incorporado, ya que emiten una luz muy parecida a la del sol e iluminan hasta 2 metros de superficie, debes ubicarlas al menos a un metro de distancia de la punta de tus plantas.

Higiene

Los espacios de cultivo deben estar totalmente limpios y protegidos de agentes externos, mantén el área libre de suciedad y aleja a los insectos. Debes establecer un sistema que permita un drenaje completo después del riego, si existe acumulación de agua podrías dañar las raíces de tu planta y perder el cultivo.

cultivo marihuana

Ventajas y desventajas del cultivo indoor

Cultivar marihuana en interior puede ser una gran posibilidad para que aumentes el volumen de tu producción, al desarrollar tus plantas a puerta cerrada puedes contar con un suministro constante de hierba, no habrá que preocuparse por los cambios del clima y puedes cultivar todo el año con 4 y hasta 6 cosechas anuales.

Algo importante que te ayuda a obtener mayor rendimiento es en control del fotoperiodo, es posible ofrecer el número de horas de luz que sean necesarias para estimular la floración. Al cultivar marihuana en interior mantienes tus plantas con absoluta discreción y podrás controlar los olores con filtros de carbón activo.

En los cultivos que se desarrollan en interiores existe menor riesgo de que tus plantas sufran ataques de plagas y posiblemente emplees menos fertilizante o sustancias para estimular su crecimiento.

Entre las limitaciones que puedes conseguir para cultivar marihuana en interior está el capital que debes invertir en los equipos cuando quieres comenzar, esto incluye: bombillas, equipos de ventilación, filtros y programadores.

Ocasionalmente deberás asesorarte con un profesional para instalar los equipos de iluminación y climatización si no eres un experto. Hay que tener presente que el consumo de energía eléctrica va a incrementarse y, por tanto, el coste de tu factura será mayor, aunque siempre debes elegir equipos con eficiencia energética.

El control de plagas es un aspecto a tener en cuenta, si bien son menos variedad las que se pueden alojar en tu cultivo hay que reconocer que aquellas que logren atacarlo serán más voraces y difíciles de detectar. Las sustancias químicas pueden ser de gran ayuda para erradicarlas.

Recomendaciones para cultivar marihuana en interior

No necesitas ser un experto cannabicultor para cultivar marihuana en interior, pero es preciso que emplees ciertos métodos que ayudan a incrementar su eficiencia y productividad. Existen varias técnicas de cultivo que puedes poner en práctica para lograr que tu cannabis conserve la mejor calidad sin salir de casa.

Con el método SOG o Sea of Green puedes aprovechar todo el espacio disponible y reducir el tiempo de cultivo. Debes comenzar por colocar la mayor cantidad de macetas y en ellas disponer los esquejes o plantitas que han resultado de la germinación, después de dejarlos crecer solo un poco se trasladan a un área separada y reduces su exposición a la luz.

Los esquejes se extraerán poco a poco de la planta madre y una vez que desarrollen su raíz van pasando al armario destinado a la floración, lo mejor será que dividas la zona en dos o tres espacios para que convivan las plantas según avance su desarrollo.

Otra de las opciones más productivas al momento de cultivar marihuana en interior es emplear la técnica SCROG en tu armario de cultivo, en este caso empleamos un número menor de plantas y se les hace crecer a través de una malla o rejilla.

Primero debes ubicar un promedio de 5 plantas y colocar una malla que puedes elaborar en bambú, esta estará a 20 cm de las macetas y los agujeros serán de unos 10 cm. Conforme las plantas crecen las debes atar a la malla y así ninguna crecerá por encima de ella, las plantas no se extenderán verticalmente, pero tienden a ramificarse hacia los lados.

Esto permite que los cogollos se desarrollen a la misma altura de la luz y todos tengan un tamaño uniforme y la misma calidad. Desde ese momento, la floración será de forma natural y no requiere emplear cuidados extraordinarios.

cuidados cannabis

Mejores genéticas para cultivar marihuana en interior

Cada cannabis tiene un crecimiento distinto y la morfología de la planta depende de su genética, probablemente cuando se trata de cultivo interior lo más adecuado sea seleccionar variedades de semillas feminizadas con genética índica, estas tienden a desarrollar menor estatura, pero con ramas bastante robustas.

Su floración comparada con las sativas tiende a ser más corta y se destacan por tener mayor producción gracias a la densidad de sus cogollos. Otra de las cepas que puede destacar en cultivo indoor son los híbridos, porque tienen una combinación entre índica y sativa.

Las autoflorecientes son también una opción muy buena cuando se trata de cultivar marihuana en interior, ellas requieren de un fotoperíodo continuo sin variaciones, esto puede generar mayor consumo de energía, pero florecen con cierta rapidez, aunque no suelen ser tan productivas como las de genética pura.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.