Pálidas y blancazos por cannabis. Qué son y cómo actuar

Pálidas y blancazos por cannabis. Qué son y cómo actuar
Por 21 December, 2020 Ningún Comentario

Pálidas y blancazos por cannabis. Qué son y cómo actuar

Una pálida por cannabis, un blancazo por cannabis, un amarillo, una pájara… Son muchas las formas de llamar al estado que se produce por los efectos de la marihuana cuando la consumes en exceso.

Si llevas mucho tiempo fumando marihuana, lo más probable es que alguna vez te hayas visto en esta situación. Las pálidas por cannabis suelen manifestarse cuando te pasas con la dosis o cuando fumas sin haber desayunado.

Hoy vamos a analizar este curioso fenómeno del blancazo por cannabis. Veremos por qué se produce, cómo puedes prevenirlo y qué hacer si notas que después de fumar parece que se te va la vida.

¿Qué es un blancazo por cannabis?

Una pálida por cannabis es uno de los pocos efectos negativos que se derivan del consumo de marihuana. Este fenómeno afecta sobre todo a los principiantes, o a las personas a las que les cuesta parar cuando han empezado a fumar.

La verdad es que los efectos de la pálida por cannabis son bastante desagradables, sensación de mareo, sudor frío, bajada de tensión, y por supuesto, blancazo. Porque precisamente por eso se llama pálida. Porque tu cara se vuelve blanca y te parece que la muerte viene a buscarte.

blancazo por marihuana

Lo bueno de que estés leyendo este artículo es que si nunca te ha ocurrido esto vas a saber cómo evitarlo, y si hace tiempo que consumes y ya llevas unas cuantas pálidas por cannabis, quizá la próxima vez puedas ahorrarte ese mal trago.

¿Cómo se crea el blancazo por cannabis?

En la mayoría de los casos, la pálida por cannabis llega por los efectos del THC. Cuando consumes marihuana de una forma controlada no suele manifestarse el blancazo, pero si te pasas, tu cerebro te castigará.

El THC actúa sobre unos receptores cannabinoides alojados en tu cerebro que se conocen con el nombre de CB1. Algunos de estos efectos son fácilmente reconocibles, como cuando te entra una sensación de hambre incontrolable.

Pues al igual que ocurre en estas situaciones, el THC tiene la capacidad de modificar el comportamiento de otros receptores encargados de regular el estado de ánimo, la memoria o el movimiento.

Cuando estos receptores se saturan de THC emiten una señal de urgencia a nuestro cerebro, y este nos provoca una sensación de malestar para avisarnos de que algo no está funcionando.

mareos con cannabis

Aunque lo más habitual es que el blancazo por cannabis esté provocado por el exceso. En ocasiones también puede producirse por la falta de ventilación en el lugar en el que se está consumiendo, por la falta de azúcar en la sangre por fumar con el estómago vacío, o incluso por la postura que adoptas mientras fumas por un tiempo prolongado.

Además, la pálida por cannabis se manifiesta de forma diferente según la persona a la que le afecta. También influye la variedad de marihuana consumida. Algunas personas se marean, otras sudan frío, y otras incluso se quedan bloqueadas durante un rato sin poder casi ni hablar.

Cómo saber si está llegando la pálida por cannabis

Conocer los síntomas de la pálida por cannabis te puede ayudar a reducir sus efectos. Hay muchas señales que te pueden indicar que el blancazo está a punto de acompañarte.

  •          Mareos
  •          Náuseas
  •          Sudores fríos
  •          Debilidad
  •          Aumento de las pulsaciones
  •          Alucinaciones
  •          Paranoia

Cada persona es diferente, y no hay dos blancazos por cannabis iguales. Los factores que influyen en la intensidad de las pálidas por cannabis son variados. Desde el estado de ánimo previo al consumo, pasando por la cantidad consumida, la variedad de marihuana que estés fumando, o si fumas después de levantarte con el estómago vacío o después de realizar esfuerzo físico, lo que además no te recomiendo porque podrías tener algún problema más grave.

¿Qué se puede hacer cuando llega la pálida?

Cuando llega el blancazo por cannabis suele ser para quedarse durante un rato contigo, así que lo primero que tienes que hacer es relajarte y asumirlo. Debes ser fuerte de mente y no dejarte atrapar por la inmensa cantidad de pensamientos que circulan por tu cerebro.

Recuerda que el THC revoluciona los receptores cannabinoides, y recuerda sobre todo que lo que te pasa es por haber consumido marihuana, no te estás volviendo loco. Es bueno pasar las pálidas acompañado por gente de confianza que te pueda ayudar. Bebe agua, porque el agua ayuda a diluirlo todo, acuéstate de lado, toma algo de azúcar y si hace falta quédate dormido.

que hacer cuando tienes un blancazo de cannabis

Tu misión es no pensar en nada, vaciar tu cerebro y descansar hasta que todo vuelva a la normalidad. Si te encuentras muy mal recuerda que los servicios de salud están para ayudarte, así que no tengas vergüenza en acudir a ellos si lo necesitas. Tu salud es lo primero.

Cómo prevenir los blancazos por cannabis

Es extraño que a un buen fumador o fumadora de marihuana nunca le haya invadido una buena pálida. Desgraciadamente, hasta que te ocurre la primera vez y lo experimentas, no te das cuenta de lo desagradable que es y que no quieres volver a tener esa sensación nunca más.

Pero si estás empezando y nunca te ha dado un blancazo por cannabis, presta mucha atención y sigue todos estos consejos para ser una de esas pocas personas privilegiadas que no tienen que sufrir nunca los efectos negativos del exceso del THC.

Y precisamente ese es el primer consejo que debes tener en cuenta. No te pases. La marihuana está para disfrutar, no para sufrir. Fuma despacio y conoce tus límites. No te compares con nadie, cada persona es diferente y a cada persona le afecta la marihuana de forma distinta.

Es lo mismo que pasa con el alcohol, o incluso con la comida. Hay gente que no para de beber y apenas le afecta o se emborracha, otras personas beben apenas dos copas y no son capaces de acordarse ni de cómo se llaman.

Fuma poco a poco

Sobre todo, cuando empiezas dale un par de caladas y respira, deja que entre en tu cuerpo y mide los efectos, puede que con poco ya te encuentres satisfecho y puedas disfrutar de toda la alegría y los efectos positivos de la marihuana sin tener que fumarte la planta entera. No es necesario.

También es recomendable que conozcas la variedad que estás fumando, ya que no todas las marihuanas pegan igual. Fuma siempre con gente de confianza, si la marihuana que te pasan no te sabe bien, no fumes más, a saber, lo que será.

No mezcles

La marihuana es tu mejor amiga, pero cuando mezclas con otras sustancias se puede volver tu peor enemiga. No la mezcles con alcohol, en la medida de lo posible, o no te pases mucho con él.

Todavía menos con otras drogas, ya que sus efectos en el cerebro pueden variar y te pueden provocar una experiencia mucho peor que la del blancazo por cannabis. La marihuana tiene muchos efectos positivos para tu organismo, pero el alcohol no, y otras drogas más duras mucho menos, así que no mezcles y te evitarás un sufrimiento innecesario.

Aliméntate, hidrátate y descansa

No, no estás en la sección de salud de la web, pero es algo básico. Siempre que vayas a fumar asegúrate de que has descansado las suficientes horas, de que has desayunado, comido o cenado de manera adecuada y bebe, bebe agua, porque al fumar te deshidratas, y esto también puede provocar la aparición del blancazo por cannabis.

Recuerda lo que hablamos antes sobre cómo afrontar la pálida cuando viene. Te indicábamos que tienes que hidratarte, comer algo dulce que te devuelva el azúcar en sangre que has perdido, y si es necesario que te acuestes.

Bueno, ¿qué tal si todo esto lo haces antes de fumar? No te voy a pedir que te eches una siesta cada vez que vayas a fumar marihuana, pero sí que rebajes la dosis si no has dormido bien la noche anterior.

Y por supuesto es fundamental que no fumes con el estómago vacío, porque además de un blancazo, lo que te puede pasar es que te desmayes y que te vayas directamente al suelo.

Conclusión

El blancazo por cannabis es un clásico entre los fumadores y fumadoras de marihuana, pero en la mayoría de los casos esta desagradable experiencia se puede evitar. Recuerda alimentarte e hidratarte bien siempre que vayas a fumar.

Controla la cantidad de marihuana que te fumas y la variedad que vas a consumir. Conócete y no fumes más de lo que puedes asumir, lo que fumen los demás es cosa suya.

Si notas que llega la pálida no te dejes atrapar por los pensamientos paranoicos. Relájate y vacía tu mente, acuéstate de lado y si hace falta duerme, pide que te traigan agua o algo de azúcar y deja que pase la tormenta.

Si ves que la cosa no mejora, no te cortes y llama a los servicios de salud para que te digan lo que tienes que hacer. Fuma con cuidado y te evitarás cualquier riesgo.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.