Cogollos de Marihuana: Anatomía y Tipos

Cogollos de Marihuana: Anatomía y Tipos
Por 17 November, 2020 Ningún Comentario

Cogollos de Marihuana: Anatomía y Tipos

Puede que no los vendan en las floristerías, pero los cogollos de marihuana son la flor del cannabis. Seguro que si estás en este blog de marihuana sabes de lo que te hablo; eses pequeños tesoros verdes (o morados).

Si has cultivado semillas de marihuana habrás visto todo el proceso de estas flores desde que comienzan a salir hasta que acaban siendo quemadas, que es realmente el motivo por el que la hemos cultivado.

Seguro que has tenido decenas de variedades diferentes entre las manos, cada una con su olor, sabor, forma, dureza o efecto. ¿Crees que sabrías realmente diferenciar las partes que forman un cogollo?

En este post te contamos todo lo que debes de saber sobre los cogollos de marihuana para que te conviertas en un auténtico experto en marihuana.

¿Qué significa la palabra cogollo?

La palabra cogollo realmente hace referencia a la parte interior más apretada de algunas plantas, como las lechugas. En este post vamos a obviar el resto de los significados de esta palabra, ya que realmente lo que nos interesan son los cogollos de marihuana.

Cuando hablamos de los cogollos de marihuana estamos haciendo referencia a racimos en donde se acumulan muchas flores que forman el cogollo.

Anatomía de los cogollos de marihuana

Cada una de las partes de un cogollo aporta una cosa diferente, por lo que ahora pasaremos a explicarte cuales son las diferentes partes de un cogollo de marihuana.

Las diferentes partes de un cogollo de marihuana feminizada son:

Bráctea o Cáliz

La bráctea o cáliz es la parte de la planta de marihuana que cosechamos, por lo que podríamos decir que es el cogollo como tal de las plantas de marihuana tienen como función principal la protección de las flores.

Estos cálices pueden atraer a los polinizadores, lo que supondrá un riesgo para estos cálices, ya que en el caso de polinizarse su función sería la de gestar la semilla.

Si estos cálices son pequeños y están bien agrupados formarán flores duras y compactas (habitualmente en las variedades indicas), mientras que si están menos agrupados y son más grandes se conseguirán flores menos compactas (habitualmente en las variedades sativas).

La bráctea o cáliz es la parte de la marihuana que contiene mayor cantidad de THC y otro tipo de cannabinoides.

Cola

La cola hace referencia a cada una de las ramificaciones de la planta en donde hay una buena cantidad de cogollos. A pesar de que estas colas suelen ser más pequeñas que la principal, existen diferentes técnicas de cultivo como SCROG (con malla o rejilla) o LST (entrenamiento de bajo estrés).

Muchas veces cuando hablamos de la cola de la planta estamos haciendo referencia a la cola principal o central, la cual cuenta con la mayor cantidad de flores de la planta. Esto se debe a que es la cola más grande y a que recibe la mayor cantidad de luz de toda la planta.

Pistilo y Estigmas

Cuando hablamos de los pistilos estamos haciendo referencia a cada unidad del órgano femenino de las plantas de marihuana. Los pistilos están formados por el ovario, el estilo y los estigmas.

Los estigmas son esos pelillos que salen del cáliz y que tienen la función de recibir el polen y comenzar con la creación de la semilla.

Estos estigmas comienzan siendo pequeños y de color blanco, pero a medida que la planta crece estos también crecen, desarrollando un tono amarillo que más tarde se vuelve naranja y finalmente marrón.

Una vez que los estigmas cumplen con su función o no han sido polinizados se marchitan, lo que nos indica que debemos de estar atentos para cosechar la planta.

Hojas de azúcar

Este es el nombre que reciben las pequeñas hojas resinosas que están entre las flores. Estas hojas están cargadas de resina, por lo que son muy apreciadas por aquellos que buscan una marihuana para realizar extracciones.

Estas hojas no se suelen aprovechar realmente para fumar, ya que son muy pegajosas y su sabor puede llegar a resultar algo desagradable debido a su alto contenido en clorofila.

Tricomas

Los tricomas son esa parte de los cogollos que a simple vista se ven como pelillos blancos y que todo cultivador de cannabis desea ver en sus plantas. Si los observas con un microscopio podrás ver que tienen forma de pequeños tallos que acaban en bola.

Los tricomas son los encargados en gran medida del efecto de esa marihuana, ya que son los encargados de producir los cannabinoides.

Los cultivadores de marihuana expertos son capaces de saber cuándo cosechar la planta de marihuana solamente con ver el aspecto de estos tricomas. Ten en cuenta que de ellos depende en gran medida el efecto de la hierba, por lo que si todavía son transparentes deberías esperar y dejar que siga produciendo cannabinoides.

Si recogemos nuestros cogollos cuando los tricomas tienen un tono más ámbar coincidiremos también con la mayor producción de terpenos y aceites esenciales, lo que influirá en gran medida sobre el aroma y sabor final de la maría.

¿Son todos los cogollos iguales?

En el mundo del cannabis cada cepa de marihuana tiene unas características diferentes, como un buen vino o whiskey.

Para que te hagas una pequeña idea de los principales tipos de marihuana que existen te hemos traído varias cepas para que puedas apreciar la diferencia de sus cogollos.

Marihuana Sativa | Chocolute F2 Regular

Como sabrás, la marihuana sativa es aquella que cuenta con un efecto más psicoactivo y energizante que con la marihuana de predominancia indica.

En este caso, las semillas regulares de marihuana Chocolute F2 Regular tienen la especial característica de que a partir de ellas puede desarrollarse una planta macho o hembra.

Si cultivamos esta cepa en interior podremos obtener hasta 900 gramos por metro cuadrado tras 60-75 días de floración, mientras que si nos decantamos por un cultivo outdoor podremos hacernos con hasta 900 gramos por cada planta, siendo el momento perfecto para su cosecha durante el mes de octubre.

Los cogollos Chocolute F2 Regular de esta cepa contienen una gran cantidad de resina, lo que resulta ideal para realizar cualquier tipo de extracción de resina. Esta hierba tiene un aroma y un sabor rico e intenso (si la cosechamos en el momento adecuado), además de un efecto eufórico y enérgico.

Los cogollos de marihuana sativa se caracterizan por este tipo de efecto, dejando un colocón cerebral y psicoactivo ideal para realizar actividades creativas.

Marihuana Indica | Nordés

Los cogollos de marihuana indica se caracterizan por aportar un colocón más relajante a nivel físico, haciendo que te quedes completamente planchado si la hierba es potente.

Te traemos el ejemplo de las semillas de marihuana Nordés, una variedad gallega que destaca por ser una planta con una fuerte estructura y con una gran producción de pesados y densos cogollos.

Si cultivamos esta variedad en interior podremos recoger nuestras plantas tras 45 – 50 días de floración, pudiendo obtener así hasta medio kilo de flores secas por cada metro cuadrado cultivado. En los cultivos de exterior podremos cosechar 600 gramos por cada una de las plantas, siendo el momento ideal para cosecharla durante la primera quincena de septiembre.

Estos cogollos están completamente recubiertos de resina, lo que hace que sea una cepa ideal para realizar extracciones de resina. Además, el sabor y olor de esta variedad es intenso y penetrante, similar al de las variedades Skunk.

El efecto de esta variedad de marihuana es potente a nivel físico, resultando ideal para fumar por las noches cuando solamente queremos descansar.

Marihuana híbrida | Critigal +

¿Qué pasa cuando una variedad de marihuana no es indica ni sativa? Pues si se trata de semillas feminizadas también hay la opción de que la marihuana sea híbrida, compartiendo así características de las variedades indicas y de las sativas en diferente porcentaje.

Existen semillas de marihuana con las que conseguirás una hierba híbrida de predominancia sativa como puede ser la Absolute Herer (75% sativa – 25% indica), mientras que otras cepas pueden tener predominancia indica como la Nordés (80% indica – 20% sativa).

Con las plantas de marihuana Critigal + conseguirás una gran producción de cogollos de gran tamaño cargados de resina y con poca hoja.

Estos cogollos estarán listos para recoger tras 45-50 días de floración cuando la cultivamos en interior y durante la segunda quincena de septiembre cuando la cultivamos en exterior. En los cultivos de interior podremos obtener hasta 750 gramos en seco por metro cuadrado cultivado, mientras que en exterior conseguiremos hasta 1,200 gramos por cada una de las plantas.

El sabor y olor de estos cogollos es espectacular, ya que la combinación de sabores dulces y afrutados hacen de ella una hierba realmente deliciosa.

El efecto de esta hierba se decanta más por su lado indico, a pesar de ser una cepa 50% indica – 50% sativa. Al fumar sus flores sentirás un efecto relajante y narcótico que te dejará enamorado.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.