Efectos secundarios de la marihuana

Efectos secundarios de la marihuana
Por 16 October, 2020 Ningún Comentario

Efectos secundarios de la marihuana

¿Hay algo que introduzcamos en el cuerpo y no tenga efectos secundarios? Yo creo que no, pero la marihuana no es uno de ellos. Pero tranqui, con efectos secundarios no te vayas a pensar que tienen que ser algo por lo que morir.

Para poder hacer una pequeña distinción entre los diferentes efectos negativos de la marihuana vamos a dividirlos en dos: efectos secundarios comunes de la marihuana y efectos secundarios graves del consumo de marihuana.

Efectos secundarios negativos del consumo de marihuana

Dependiendo de la dosis de marihuana que consumamos, se pueden dar un tipo de efectos secundarios u otros. Como con todo tipo de sustancias, es importante saber moderarse, ya que la marihuana en bajas cantidades puede ser beneficiosa, mientras que fumar dosis elevadas puede causar efectos secundarios más graves.

Efectos secundarios comunes al fumar marihuana

Los ojos rojos, todo un clásico

Si fumas hierba ya sabrás que este es uno de los efectos secundarios más comunes, ¿pero sabes realmente por qué se ponen los ojos rojos al fumar marihuana?.

El motivo por el que se ponen los ojos rojos con la weed es porque este actúa como vasodilatador, dilatando los capilares y vasos sanguíneos y reduciendo así la presión arterial. Los ojos se ponen rojos porque el flujo sanguíneo aumenta y llega a este área.

Si quieres reducir el rojo de los ojos al fumar marihuana puedes utilizar gotas para los ojos, ¡se te pondrán blancos automáticamente! Otra solución es beber agua para estabilizar la humedad ocular.

Si quieres evitar la rojez en los ojos puedes probar a consumir marihuana como la Chocolute F2 de Absolute, una hierba con mayor cantidad de CBG o CBN que te ayudará a reducir el enrojecimiento.

Boca seca

Fumar marihuana nos deja la boca seca, por lo menos este es uno de los efectos secundarios de fumar porros, ya que al vaporizarla este problema se reduce.

¿Sabes por qué se te queda la boca seca al fumar marihuana? Esto se debe a que las glándulas dejan de recibir las señales del sistema nervioso que les mandan producir saliva.

La solución para intentar no tener la boca seca es beber más agua o mascar trozos pequeños de hielo. Para no tener la boca seca después de fumar porros debes de intentar no fumar tabaco o beber alcohol. Evita por completo las bebidas con niveles altos de taninos como el vino o el té, ya estos resecarán tu boca y en combinación con la marihuana serás un auténtico bocasecaman.

El hambre acecha

Si fumas porros ya sabrás de lo que te hablo, de esos monchis que tienes guardados en la alacena de arriba para el hambre que te entra después de fumar marihuana.

El hambre después de fumar marihuana se debe a que el THC estimula el gusto y el olfato, pudiendo incrementar también la liberación de grelina, una hormona que hará que tengas más hambre. Todo esto en combinación con la liberación de dopamina causada por el THC hará que te quieras comer hasta las galletas que llevan 4 meses en la parte de atrás de la alacena.

A pesar de esto, hay ciertos cannabinoides como el THCV o el CBD que actúan modulando la saciedad, pudiendo bloquear que otros compuestos se unan a los receptores CB1 y se anule la estimulación del apetito.

Habilidades motoras y tiempos de reacción más lentos

Admítelo, al estar fumado estás más lento que una tortuga a la pata coja. Bueno, igual no tanto, pero por si acaso te recomendamos no fumar y conducir, ya que los tiempos de reacción son más lentos cuando vamos fumados.

Una forma para reducir este problema es hacer ejercicio, ya que la liberación de dopamina nos ayudará a solucionar este problema. Otra forma de contrarrestarlo es reduciendo la hierba que le echas al porro o fumando microdosis.

Si te entra el sueño es normal

Este es un efecto de la marihuana muy buscado por algunas personas, pero también hay otras tantas que quieren lo contrario, ya que hará desarrollarás el problema de un tiempo de reacción y unas habilidades motoras más lentas.

Si quieres no sentir somnolencia al fumar marihuana deberías de probar con una variedad sativa como la Rittus Haze, que te su efecto es estimulante y energético.

Aturdimiento o mareos

Este es un efecto secundario de la marihuana poco frecuente, pero hay personas que sufren mareos al bajar la presión arterial o por deshidratación.

Si te mareas o te duele la cabeza al fumar marihuana puedes probar a cambiar de variedad o de forma de consumir. Puedes probar nuestra Radical Auto, ¡seguro que te va genial!

Los efectos negativos graves por consumir marihuana

Vale, hemos llegado a un punto importante en el post.

Esta serie de efectos secundarios que se pueden dar al consumir marihuana no son muy comunes, pero pueden llegar a requerir ayuda de profesionales. Es importante que si sufres este tipo de problemas controles tu consumo de hierba.

Ansiedad y paranoia

Este es un problema habitual dentro de estos efectos graves, pudiendo verse acentuados en personas que sufren algún trastorno mental.

Para intentar evitar el problema de ansiedad y paranoia de los porros puedes elegir una variedad rica en CBD o con alto contenido en linalol, lo que ayudará a contrarrestar los efectos negativos del THC. Otra solución es buscar una cepa con Delta 8 THC en lugar del habitual Delta 9 THC, ya que este último es más psicoactivo.

Como recomendación para qué hacer con la paranoia o ansiedad por los porros, muchas personas aseguran que masticar granos de pimienta negra ayuda a reducir este problema a ir muy colocado, ya que cuenta con el terpeno mirceno, el cual que te ayudará a estar más relajado.

Tu corazón se acelera, lo que aumenta el riesgo de taquicardia

Al fumar marihuana puedes ver incrementada tu frecuencia cardiaca por efecto del THC, lo que puede provocar también que tu frecuencia cardiaca sea irregular (taquicárdia).

Al ir fumado la frecuencia cardiaca puede verse incrementada de 25 a 50 latidos por minutos. Pero puedes estar tranquilo, nunca se ha reportado ningún fallecimiento por consumir únicamente cannabis, así que de esto no vas a morir, keep calm.

Si sientes que estás teniendo una taquicardia por fumar porros respira profundamente e intenta calmarte. Una ducha de agua fría, el yoga o la respiración diafragmática son otras de las cosas que puedes hacer ante una taquicardia por marihuana.

Vómitos y náuseas

Hay ocasiones en las que ante un consumo a largo plazo de marihuana las personas pueden sufrir el síndrome de hiperémesis cannabinoide, que consiste en unos ciclos regulares e intensos en los que el afectado sufre de náuseas, vómitos y deshidratación, pudiendo requerir ayuda médica con inmediatez.

La única forma de acabar con el síndrome de hiperémesis cannabinoide es parando de consumir marihuana. Es necesario interrumpir el consumo de cannabis durante unos días o incluso unos pocos meses para poder recuperarse.

La psicosis inducida

Entrar en estado de psicosis al consumir marihuana no es fácil, pero puede pasar sobre todo en personas predispuestas a ello genéticamente. Es importante que las personas con antecedentes familiares de problemas psicóticos, como la bipolaridad o la esquizofrenia, consuman cannabis siguiente un seguimiento psiquiátrico adecuado.

También pueden darse cortos episodios de psicosis por fumar porros en personas no predispuestas a ello genéticamente al ingerir demasiada cantidad de THC.

Para reducir la probabilidad de sufrir psicosis al fumar marihuana puedes probar cepas con alto contenido en CBD, CBG o CBN.

Problemas de memoria

A pesar de que no es un problema que se de al fumar un porro, sí que se puede dar en personas que consumen porros de forma habitual durante un largo plazo.

Según ciertos estudios, se dice que las personas que durante su adolescencia han consumido marihuana de forma habitual, acaban teniendo mayores problemas de memoria cuando llegan a una edad adulta. Este problema puede verse traducido en una menor capacidad de recordar vivencias a largo plazo.

Las personas que fuman diariamente marihuana en altas cantidades pueden sentirse más despistados o no recordar cosas recientes. ¿Nunca te ha pasado de estar fumando y olvidarte de algo que ibas a decir o que acabas de hacer?

 

En conclusión

Estos son los problemas “más habituales” relacionados con un consumo habitual de marihuana.

Los problemas leves son algo que todos los fumadores han sufrido alguna vez, ya que es normal que se pongan los ojos rojos o la boca seca al fumar porros. Es importante que si comienzas a sufrir algunos de los problemas más graves por consumo de marihuana tomes precaución y reduzcas la dosis o te pongas en manos de un profesional.

Es importante realizar un consumo responsable de la marihuana, ya que, como todas las substancias que ingerimos, pueden afectar de una forma u otra dependiendo de la dosis.

 

 

 

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.