La mejor forma de podar marihuana: ¿Poda FIM o Apical?

La mejor forma de podar marihuana: ¿Poda FIM o Apical?
Por 16 January, 2020 Ningún Comentario

La mejor forma de podar marihuana: ¿Poda FIM o Apical?

Existen mil forma de cultivar marihuana, y esta varía de una persona a otra, habiendo gente que apenas les realice cuidados a sus plantas, mientras que otros las miman diariamente. Es probable que si estás empezando a cultivar marihuana quieras ir aprendiendo poco a poco qué pequeños truquillos utilizan los cultivadores expertos para aumentar la producción y la calidad de tu cannabis. En este post te enseñaremos los beneficios de podar tus plantas y cómo hacerlo.

La poda de marihuana es un recurso ideal para mejorar la producción de cogollos mientras estamos limitando la altura de las plantas. A pesar de estos consejos, recuerda que una planta es un ser vivo, por lo que no existe una regla que se cumpla 100%. Al cortar una planta de marihuana, esta puede llegar a estresarse, traduciéndose en un menor crecimiento, una peor floración, que sufra más enfermedades…

Si quieres saber unos de los tipos de poda de plantas de marihuana más utilizados, en este post te daremos las claves para que sepas hacer una poda apical o una poda fim. Ve afilando tus tijeras, ¡esto te interesa!

Poda FIM para plantas de marihuana

La poda FIM es una de las mejores técnicas para podar plantas de marihuana. Es una técnica muy conocida con la que conseguirás sacar el máximo partido a tus plantas.

El nombre de FIM viene por la frase “Fuck I Missed”, que significa algo así como “Joder, me equivoqué”. Este nombre surge a finales de los 90 en Estados Unidos, cuando un cultivador de marihuana estaba podando sus plantas y se equivocó al realizar el corte.

Poco tiempo después se dio cuenta de que no la había cagado, sino que había inventado una nueva forma de podar que incluso mejoraba a la típica poda apical. Gracias a esta equivocación se inventó una nueva forma de podar plantas de marihuana.

La poda FIM es una técnica muy sencilla y con unos resultados excelentes. En este post te daremos las claves para aprender a hacer este tipo de poda de la forma más sencilla y eficaz posible.

Para hacer esta poda debemos de cortar la punta de la planta de marihuana para que no alcance una gran altura. Con este corte evitaremos que la planta se alargue demasiado, favoreciendo el crecimiento horizontal.

Esta técnica es muy útil tanto en interior como en exterior, ya que nos interesa que en interior la planta no alcance mucha altura por temas de espacio, mientras que en exterior nos ayudará a que las plantas pasen más desapercibidas.

Además, el corte de la cola superior contiene un elemento químico que limita el crecimiento de las otras ramas, por lo que al cortarlo estaremos distribuyendo esa energía al resto de la planta, ayudando a que desarrolle más sus ramas laterales.

Antes de ponernos a cortar la cola principal, debemos de saber cuándo cortar la planta. Es obvio que durante la etapa de floración no podemos cortar la cola principal de la planta de marihuana, ya que esto afectará a la producción de cogollos. Tampoco lo hagas una semana antes de empezar la floración, ya que podría no darle tiempo a recuperarse antes de empezar con la producción de cogollos.

El momento de corte puede variar dependiendo de la planta o la finalidad con la que hagamos el corte:

  • Si tenemos una planta sativa en interior puede ser que nos interese realizar el corte varias veces para que no alcance mucha altura.
  • Si queremos hacer un cultivo SCROG, lo mejor es que cortemos la punta en cuanto hayamos logrado cierta altura.
  • Si queremos controlar la altura de nuestra planta de marihuana, lo ideal es que realices el corte cuando haya alcanzado esa altura que no quieres que supere.

Ahora es el momento de cortar la Top Cola, que es en lo que consiste al fin y al cabo este tipo de poda. El corte debe de realizarse con precisión y firmeza. Coge unas tijeras que no estén melladas y que estén bien afiladas y realiza un corte horizontal cortando el 60-70% de la cola, como puedes ver en la foto.

Este tipo de poda se está extendiendo cada vez más entre los cultivadores de todo el país. A pesar de que hay gente a la que no le gusta la poda fim, hay muchas otras personas que se decantan por ella cada vez que tienen que podar sus plantas.

Ventajas de la poda FIM

La poda FIM consiste en aumentar la producción y limitar la altura de nuestra plantas. La energía que tenía esta cola central se distribuye al resto de la planta, generando hasta 12 nuevas ramas que se cargarán de cogollos.

Las plantas de marihuana crecerán hacia lo ancho en vez de estirarse tanto hacia arriba. Esto hará que tengamos plantas más arbustiva y con una cantidad mayor de cogollos.

Inconvenientes de la pida FIM

Como era de esperar, la poda FIM también tiene puntos negativos, sino todo el mundo la usaría. La primera es que hay que saber qué planta de marihuana tenemos y ver si es apta para este tipo de poda, ya que hay variedades de marihuana que no soportan bien el estrés.

Otra desventaja podría ser que hagamos la poda FIM perfecta (lo sé, suena raro), ya que si hacemos muy bien la poda podremos conseguir hasta 12 ramas. Estas ramas tienden a ser débiles, por lo que durante el momento de la floración se doblarán si no usas tutores, pudiendo llegar a romperse.

Poda Apical para plantas de marihuana

La poda apical es uno de los tipos de poda más famosos tanto en interior como en exterior. Esta poda consiste en cortar la cola superior de la planta al completo para hacer que produzca más ramas laterales.

Para hacer la poda apical hay que esperar a que crezca un poco y haya desarrollado al menos 3 nudos. A partir de este momento tendremos vía libre para hacer las podas que queramos.

Ten en cuenta que la planta no crecerá más hacia arriba al hacer la poda apical, por lo que tenemos que esperar a tener una altura considerable que ya no queramos superar. Dependiendo de diferentes factores tendremos que realizar la poda en un momento u otro.

Si germinamos nuestras semillas de marihuana durante la primavera tendremos que hacer la poda apical para que nuestra planta no crezca más y pase desapercibida. Si por el contrario decides germinar las semillas de marihuana más cerca del otoño no deberíamos de realizar ningún corte, ya que la producción de cogollos puede llegar a verse afectada.

Al podar Top Cola, todo el resto de ramas querrán convertirse en la rama principal, estirándose todas hacia arriba. Esto hará que consigamos unas ramas laterales más grandes y productivas.

Mucha gente se decide por hacer la poda apical en interior para aprovechar el espacio con menos plantas por metro cuadrado. Cuantas más plantas tengamos menos podas tendremos que realizar, ya que al crecer horizontalmente se cubrirían unas plantas con otras. Para que te hagas una idea, si tienes 1 sola planta puedes llegar a hacer hasta 10 podas antes de empezar la floración, 3 podas si tenemos 5 plantas o 1 poda si tenemos 9 plantas por metro cuadrado.

Es muy importante el momento en el que realizas la poda, ya que de ello puede depender que la planta mejore o empeore su producción. Al igual que en la poda fim, no puedes podar la planta durante la fase de floración ni un poco antes de ponerla a floración, ya que no le estarás dando tiempo a que se recupere.

Ventajas de la poda apical

Si te decantas por este tipo de poda en la que se saca toda la cola principal, estarás ayudando a tu planta a que deje de crecer a lo alto y desarrolle más sus ramas laterales. Esto hará que podamos controlar la altura de las plantas que suelen estirarse mucho, volviéndolas más uniformes y productivas.

Si vas repitiendo la poda apical en plantas madre conseguirás crear una planta mas arbustiva que generará un número mayor de esquejes. Otro de los beneficios es que al limitar la altura de las plantas podrás ver mejor si tiene hongos u orugas.

Desventajas de la poda apical

Dependiendo e la variedad de marihuana, la poda apical puede ser una buena o una mala idea, ya que hay variedades de marihuana a las que no les viene bien este tipo de poda. También resultaría negativo si haces la poda tarde, ya que en lugar de generar nuevas colas estarás creando pequeñas acumulaciones de flores, perdiendo productividad.

Otro de los problemas es que la planta no se llegue a recuperar o que ese tiempo de recuperación le haga perder productividad. Este último problema se da bastante en las variedades autoflorecientes, debido a que tienen un ciclo más corto que las semillas de marihuana feminizadas, que son más complejas de cuidar. Lo mejor es que busques técnicas para la poda de marihuana autofloreciente.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.