Raíces en la marihuana, cómo tener unas raíces sanas

Raíces en la marihuana, cómo tener unas raíces sanas
Por 10 October, 2019 Ningún Comentario

Raíces en la marihuana, cómo tener unas raíces sanas

En cualquier tipo de planta la raíz representa la primera parte viva después de la germinación, desde ese momento comienza el proceso de cultivo.

Aunque no podemos verlas porque las raíces están bajo tierra buena parte de la salud de la planta depende ellas y vale la pena conocer su importancia y el cuidado que debes darles.

Para los cultivadores de cannabis es vital resguardar las raíces, marihuana de calidad es sinónimo de raíces sanas.

Aunque están ocultas el crecimiento radicular puede condicionar que tus plantas prosperen o no, para evitar que los cultivos atraviesen problemas hemos reunido buena parte de la información necesaria para que cuides las raíces cannabicas.

Las raíces son el soporte de la planta y el origen de grandes cultivos, muchos las consideran como la parte más importante de ellas, pero cuando se trata de cultivos cannabicos conocer que función tienen las raíces de las plantas pueden definir la calidad de tu cosecha.

A través de la raíz la planta absorbe nutrientes y agua, la traslada a lo largo de su estructura y logra estimular su crecimiento; cuanto más fuerte sean las raíces más grande será la planta.

Estructura de la raíz de marihuana

La raíz tiene una forma piramidal y se desarrolla verticalmente desde su eje que es la raíz principal, esta crece y se fija dentro de la tierra, progresivamente van apareciendo ramificaciones secundarias que se desarrollan alrededor y sus capilares son los que trasladan las sustancias a toda la planta.

Cuando tu cultivo no mantiene la estructura de crecimiento tradicional pueden surgir dificultades para que la planta pueda expandirse y logre crecer, lo ideal es que des espacio suficiente para que la raíz se desarrolle y el crecimiento de la planta no se haga lento o se detenga.

Algunos sustratos para cultivos de marihuana no logran alimentar las raices de la tierra, algunos cultivadores noveles pueden sufrir el fracaso de sus cultivos porque un sustrato no resultó adecuado para el tipo de semilla cannabica que intenta hacer crecer.

Raíces de marihuana

En todo proceso de siembra la experimentación es la sombra de cada cultivo, no creas que la planta morirá de forma automática, cuando existen dificultades con el sustrato su crecimiento será poco frondoso, la planta no se ve saludable, sus ramas son espigadas y serán propensas a padecer enfermedades.

Para evitar que tu cultivo sufra problemas es mejor que conozcas cuáles son las necesidades reales de la plantación, procura utilizar un sustrato de calidad para mantener tu tierra libre de parásitos, hongos y cualquier tipo de plaga.

No dejes de incluir en tu composta materiales que retengan la humedad como la fibra de coco o la vermiculita.

Crecimiento de las raíces de marihuana

Según los tipos de raíces de plantas y ramificaciones de la raíz su expansión se da durante la primera fase de crecimiento de la planta, en este periodo la raíz busca crecer todo lo que sea posible y desarrolla raíces secundarias y capilares en abundancia. El objetivo es que cuando llegue el momento de la floración estén listas para absorber la cantidad de alimento necesaria.

La presencia de una raíz fuerte ayuda a crear grandes cogollos y elevar la productividad de la planta de cannabis. Según su fase de crecimiento la raíz demandará diferentes cuidados, aquí te describimos los más importantes.

Riego en raíces de cannabis

La raíz siempre está buscando agua y humedad pero debes cuidar que el riego no sea excesivo.

En las plantas autoflorecientes su crecimiento puede detenerse después de algunas semanas, pero esto responde a la genética de la semilla, lo más importante es que respetes sus ciclos seco y húmedo para que la raíz tenga fuerza.

Existen estimulantes de raíz que pueden ayudarte mucho en que la velocidad de crecimiento sea mayor, estos productos están diseñados para conseguir acelerar un poco el proceso y ganar tiempo, sobre todo en cultivos interiores para que la planta supere su período de crecimiento más  rápido.

Floración en raíces

Cuando las raíces alcanzan su desarrollo máximo y han invadido la maceta crecen a un ritmo menor, en este punto se acerca la etapa de floración y en ese período los estimuladores de raíz ya no son de utilidad.

Durante la floración el sistema radicular debe estar en una fase de mantenimiento para lograr que la planta cree buenos cogollos, si se pierden raíces en esta etapa se puede reducir tu producción de cannabis. Lo ideal es que emplees enzimas y nutrientes minerales para evitar la concentración de sales, un exceso de ellas puede afectar el sabor de tu marihuana.

Aspecto de una raíz saludable

Las raíces plantas no cambian mucho según la variedad de cannabis, sin embargo hay ciertas características que tiene en común cuando están en un estado óptimo. Aunque no existe una clasificación que defina tipos de raíces según su forma debes cuidar el tipo, tamaño y forma de la maceta cuando se trata de cultivos internos.  

Podemos diferenciar una raíz sana cuando se observa blanca y peluda, con gran cantidad de capilares. Lo ideal es que mudes tu planta a distintas macetas según su crecimiento, el espacio que tengan condicionará el tamaño y fuerza de la raíz y esto redunda en una buena cosecha.

Las raíces pueden acumular sales y esto ya de cara a la floración puede afectar el sabor de tu cannabis, para evitar mucha saturación del suelo debes aplicar un lavado de raíces. Utiliza un medidor para determinar el nivel de sal en el sustrato y para disminuirlo aplica tres veces la capacidad de la maceta de agua destilada.

Elige la maceta adecuada para tus plantas de marihuana

El cultivo de marihuana exige utilizar ciertos accesorios especialmente diseñados para cultivos en interior, existen distintos tipos de tiestos o macetas donde puedes cultivar tu cannabis y que según su material te ayudará a que las plantas desarrollen todo su potencial, veamos las opciones más utilizadas.

Maceta estándar

Si no tienes especial interés en maximizar el rendimiento de tu cosecha y prefieres mantener tu cultivo con total discrección, estas macetas comunes de plástico o arcilla te pueden servir. Lo que debes cuidar es que tengan orificios inferiores para que el agua pueda salir y hacer drenaje.

Maceta vivero

Son los que se utilizan en los viveros para que la planta inicie su crecimiento y sea sencillo su traslado y replantarla en otra. Están hechos en plástico de color negro y suelen ser de poco grosor y frágiles.

Smart pots

Los puedes hallar en grow shops, se utilizan después de que la planta tenga que abandonar la maceta estándar, están diseñadas para que las raíces no se enreden, son un artículo especializado para cultivadores cannabicos, con la que dejan pasar una pequeña cantidad de luz y aire a la raíz.

Evitan que el suelo retenga humedad y aunque tendrás que regarla con más frecuencia evitan exceso de agua, están elaboradas en plástico o tela.

Macetas hempy bucket

Se trata de unos cubos altos que proporcionan a tus plantas los principios de un cultivo hidropónico, tienen orificios a varios centímetros de su parte inferior. Estas macetas permiten que los nutrientes y fertilizantes que apliques formen un depósito en el fondo del envase.

Hydro pots

Son diseñadas para ser utilizadas en sistemas hidropónicos. Se mantienen abiertas de forma parcial, para que esté en contacto con el agua y los fertilizantes.

La elección que realices dependerá de las condiciones de cultivo que quieras dar a tus plantas, las macetas diseñadas para cultivadores cannabicos están pensadas para fomentar el crecimiento de raíces sanas y podrás utilizarlas para varias cosechas; si de verdad te interesa el cultivo de marihuana de forma seria.

Las macetas estándar y de vivero son mucho más baratas y resultan útiles si buscas dar tus primeros pasos en los procesos de cultivo, aunque no son de uso especializado es válido emplearlas y podrás llevar tu cosecha a buen término en ellas.

Debes tener claro que no son duraderas ni resisten mucho uso.

Como superar problemas en tus raíces

Si tenemos claro cual es la función de las raíces en las plantas entenderemos que su cuidado es de gran importancia para que nuestro cultivo nos de un cannabis valioso y que pueda ser valorado por los fumadores y expertos.

Evita el exceso de agua en tus raíces, si aplicas mucha agua puedes sofocarlas y debilitarlas hasta el punto de hacerlas presa fácil de plagas y enfermedades, además pueden llegar a pudrirse.

Si observas que las hojas están dobladas hacia abajo reduce el riego y da tiempo a que el sustrato se seque, tu planta podría marchitarse.

Si te excedes en alimentación puedes bloquear la absorción de nutrientes a través de la raíz, esto traerá un déficit en la mineralización de tu planta y frena su crecimiento.

Otro factor que debes controlar es la temperatura, si quieres raíces realmente saludables debes mantener tus cultivos en unos 22 ºC de media, si hay exceso de calor no conseguirás un desarrollo adecuado; algunos cultivadores utilizan aire acondicionado o ventiladores para refrescar el espacio.

Es importante que investigues y te documentes en las acciones que debes realizar para tener un cultivo saludable.

Consideramos básico que controles el agua, el espacio, la temperatura y los nutrientes, para que tus raíces se desarrollen con éxito.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.