Como hacer semillas de marihuana

Como hacer semillas de marihuana
Por 22 July, 2019 Ningún Comentario

Como hacer semillas de marihuana

El cannabis es una sustancia maravillosa que la naturaleza nos regala para ofrecer a nuestro cuerpo y mente un escape de placer.

Para quienes están inmersos en la cultura cannabica una de las prácticas que ofrece mayor satisfacción es saber como hacer semillas de marihuana y viajar a la génesis de esta hierba.

La elaboración de semillas a través de tus plantas te permite como cultivador disfrutar de creaciones propias y hacer que tus cultivos sean sostenibles, pues no dependerás de un banco de semillas externo, ni tendrás que hacer una nueva inversión ante una nueva temporada.  

Una vez que la planta producto de tus semillas comienza a florecer, el resultado será un cannabis de genética propia que puedes compartir con amigos y compararla con las variedades de semillas de cannabis autoflorecientessemillas de marihuana regulares o feminizadas que puedes encontrar en el mercado.

Si deseas dar el paso y comenzar como un cultivador de tus propias semillas feminizadas presta atención, el objetivo es que conozcas como hacer semillas de marihuana regulares y estándar, y construyas tu propia variedad de cannabis desde la combinación de una planta hembra y otra macho.

Como hacer semillas de marihuana con una planta hembra

Cuando hacemos la elección de la planta madre o hembra de donde nacerá nuestra semilla, debes estar seguro de que cuentas con un clon de calidad, puedes seleccionarlo de la cepa que más te guste y si no estás totalmente seguro de cuál puede ser la mejor, estudia la semilla y eligela según sus características.

Puede resultar que al principio no sea sencillo encontrar la planta madre correcta, en ese caso te recomendamos que vayas a lo seguro.

Aquellas cepas que se han mantenido entre tus cultivos y han respondido con una floración sana y abundante son las que tenemos que colocar como primera opción.

Cómo hacer semillas de marihuana

Existe una serie de clones que por tradición han sido cultivados y cruzados tantas veces que puedes consultar sus propiedades y características para tu descendencia.

Si no cuentas con una planta hembra puedes e iniciar el germinado de muchas semillas y, de allí seleccionar la planta que más destaque.

Para tomar esta decisión debes buscar una planta a tu gusto y que además sea productora de un buen cannabis, con efecto potente y que produzca abundante resina.

Mientras mayor sea la calidad de la planta madre, mejores serán sus hijos.

Alguna de las características que debes apreciar en una planta madre son:

Resistencia al hermafroditismo

La planta de marihuana hermafrodita es la que desarrolla flores hembra y macho al mismo tiempo, esta característica es natural en la planta de cannabis pero es un rasgo que debe evitarse en tu cultivo, la presencia de semillas macho en tu planta reduce la calidad y cantidad de tu cosecha

El hermafroditismo puede generarse por dos razones, genéticas o ambientales.

Genéticamente existen ciertas cepas que son más sensibles que otras a este fenómeno.

Algunas plantas de marihuana se vuelven hermafroditas gracias al estrés o si atraviesan muchas dificultades para llegar a la floración.

Rendimiento

Esta es una característica difícil de predecir en un cultivo, pero el rendimiento dependerá mucho de la densidad del cultivo, a mayor cantidad de plantas y espacio tendrás un rendimiento mayor.

Haciendo semillas de marihuana

Sin embargo, existe la disposición genética de algunas variedades que ofrecen cosechas más abundantes.

Al elegir como hacer semillas de marihuana debes tener en cuenta el método de cultivo que utilizarás y definir si será indoor o externo, en cualquier caso el primero siempre va a ofrecer un rendimiento menor que el segundo.

Potencia

La potencia del cannabis es un factor muy importante para los fumadores, la pegada del cannabis está directamente relacionada a la concentración de THC, que es el principal compuesto psicoactivo de la marihuana.

Cada individuo tiene una resistencia distinta al THC, en promedio una cepa potente puede tener entre 20% y 25% de concentración.

Olor y Sabor

Si hay un factor importante y que aporta valor a tu cosecha es el olor y sabor del cannabis.

Cuando planificas como hacer semillas de marihuana es importante que tengas en cuenta el aroma presente en las plantas seleccionadas para el cruce.

Muchas variedades tienen aroma afrutado, a madera o especies, ese olor se traslada al paladar y el fumador es capaz de probar el buquet cítrico o dulce que emana el cannabis.

Es normal llevarnos la marihuana a la nariz antes de probarla, el olor ha pasado a ser una carta de presentación del cannabis y la invitación a fumarlo.

Semillas de marihuana feminizadas

Existe mucha información sobre técnicas para conseguir los mejores resultados en términos de olor y sabor, no solo para mejorar la sensación al fumar sino también para elevar la calidad de tu cosecha.

Rapidez de floración

Hay muchos cultivos que admiten una aceleración en su floración y tienen la capacidad de adaptación para que puedas desarrollar más siembras durante el año.

El desarrollo de cultivos desde la semilla puede tardar hasta tres meses para llegar a florecer, pero algunas variedades tienen una floración en 60 o 70 días.

Producción de resina

Cuanto más voluminosos y cubiertos de resina estén los cogollos mayor riqueza en tricomas y cannabinoides presentan, esta característica está muy ligada a la potencia del cannabis.

Cada variedad desarrolla un nivel diferente de resina, pero cuanto más pegajoso sea el cannabis, su concentración en THC será más elevado.

En caso de que naturalmente tu planta no produzca el volumen ideal de resina es posible incitar a que lo haga con técnicas y mediante la exposición a luz UV.

Selección de planta macho

Después de encontrar una planta que sirva como madre necesitaremos el macho para hacer el cruce, la planta macho aportará el polen para fecundar las flores de la hembra.

Al definir como hacer semillas de marihuana, los aportes del macho son un poco más tardíos y no es posible saber qué aportará al hibrido hasta que sea probado.

Planta macho de marihuana

Tendremos que esperar a que todas las plantas muestren su sexo para tener localizados los machos.

Básicamente nuestra planta macho debe responder a las mismas exigencias que la planta madre.

Hacer la selección por esqueje puede facilitar el proceso, lo ideal es sacar una muestra de cada macho y reservarlo hasta el momento en que necesitemos polinizar.

Resultará suficiente polinizar un solo cogollo para conseguir muchas semillas.

Cruce de hembra y macho

No es sencillo conseguir el momento adecuado para la polinización, la floración de los machos suele ser más temprana que en la hembra y apenas sirve mantener un macho en flor a lado de la hembra.

Lo indicado es ir eliminando las flores del macho, hasta que la hembra haya desarrollado unas 4 semanas de floración.

Otro camino es aislar al macho y mantenerlo en otra habitación para que su polen no viaje hasta la planta hembra.

Una vez que se han desarrollado las flores de la planta hembra es cuando podemos permitir que las del macho maduren, hecho que no tardará muchos días después.

Macho y hembra de cannabis

Veremos como la flor se abre y expulsa el polen, debemos colocar bajo una flor abierta una bolsa o envase que sirva de depósito para el polen.

Con golpear suavemente la planta empezaran a caer las esporas.

Se puede conservar en una nevera hasta 4 días, pero es mejor usarlo al momento.

Para su aplicación puedes utilizar un pincel o un pulverizador.

Para que el proceso sea exitoso selecciona una buena rama de la planta hembra que tenga un cogollo atractivo y cubre el resto de la planta con un plástico.

Con el pincel seco lo sumergimos en el polen y pintamos todo el cogollo, otra opción es mezclarlo con un poco de agua y empaparlo con un pulverizador.

Pasadas unas dos horas se eliminan los restos de polen con agua y ya podrás quitar la bolsa de plástico.

Paso final para hacer semillas de marihuana

Lo primero es comprobar que nuestra polinización haya resultado exitosa, para saberlo debemos observar que a los pocos días del proceso se marchiten los pelitos blancos del cogollo.

Se pigmentarán de marrón y en el centro los cálices comenzarán a hincharse, en ese instante se estarán formando las semillas en su interior.

Después de unas 7 semanas de maduración ya estarán listas para su recolección, antes de cortar el cogollo completo toma una muestra para comprobar que no estén demasiado verdes.

Obtener semillas de marihuana

Así obtendrás las semillas responsables de un nuevo cultivo de cannabis en el que podrás asegurar tarros llenos de un delicioso, crujiente y resinoso cannabis.

Estas maravillosas características solo las consigues en flores hembra.

Esta técnica de feminización te asegura que tus semillas producirán plantas hembras el 99% de las veces, reduciendo al mínimo el riesgo de que aparezcan machos que intenten fecundar nuestras flores y dañen el cultivo.

Tras la feminización de la flor, las plantas se verán forzadas a producir polen que se utilizará para feminizar nuestra semilla madre.

Estas técnicas logran forzar las plantas hembra y, el polen producido, se usa luego para polinizar otras plantas.

El objetivo es obtener semillas feminizadas, sin riesgo de que aparezca alguna especie macho.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.