Cómo tutorar plantas de marihuana para obtener más rendimiento

Cómo tutorar plantas de marihuana para obtener más rendimiento
Por 12 July, 2019 Ningún Comentario

Cómo tutorar plantas de marihuana para obtener más rendimiento

Es común como los cultivadores de cannabis buscamos obtener la mayor productividad de nuestro cultivo, lo ideal es aplicar técnicas que ayuden a nuestras plantas y nos den más y mejor cannabis.

Tutorar plantas de marihuana es un proceso que, aunque parece muy sencillo, ayuda mucho a que el desarrollo de la planta sea realmente óptimo.

El objetivo al tutorar plantas de marihuana es aplicar soportes para ayudar a que su crecimiento sea más vigoroso, este proceso se aplica durante el proceso de crecimiento y se hace durante el desarrollo del cultivo.

En realidad se trata de una suerte de “truco” que biológicamente engaña a la planta y la incita a que sus cogollos puedan ser más grandes y voluminosos.

Es posible tutorar plantas para cultivos exteriores o interiores, sin embargo, te lo recomendamos ampliamente para plantas grandes y sobre todo cultivos de guerrilla.

En caso de que desarrolles cultivos exteriores una vez al año es muy conveniente que te atrevas a tutorar tus plantas para obtener mucho más rendimiento en cada plantación.

Razones para tutorar plantas de marihuana

Si queremos más y mejor cannabis tutorar nuestras plantas es de gran ayuda y la verdad no demanda un esfuerzo extraordinario proporcionalmente a los beneficios que ofrece el proceso, estamos hablando de una técnica muy fácil y que no exige mucha experiencia.

El tutorado de la planta de cannabis debes realizarlo cuando esta alcanza un tamaño igual o superior a los 50 cm es lo recomendado, aunque no es un requisito.

Los soportes que utilices envían el mensaje a la planta de que sus ramas están fuertes y así concentra sus nutrientes en hacer crecer la flor.

La rama central suele ser el eje desde donde cada nódulo de la planta se prende para desarrollarse, por ello al tutorar plantas de marihuana podemos dar soporte a cada rama donde crezca una flor para que cuente con apoyo y no desvíe su energía en endurecer las ramas que la sustentan.

Tutorar marihuana

Este método no solo es aplicado en los cultivos cannabicos, también es apropiado en la agricultura y siembra de hortalizas, frecuentemente las tomateras logran potenciar el tamaño y jugosidad de sus frutos con este método.

Tiene buenos resultados para cosechas intensivas porque hay un mayor aprovechamiento en el mismo tiempo de desarrollo de la planta.

Un claro beneficio del tutorado de las plantas de cannabis es evitar que las ramas se rompan o sufran fracturas durante su crecimiento, asunto que es común en cultivos de guerrilla o siembra en exteriores.

Gracias al tutorado se disminuye el riesgo de la planta, hay que tener claro que el peso del cogollo aumenta y sumado a las condiciones climáticas pueden generar daños en la estructura.

Cómo elaborar un tutorado de cannabis

Tutorar plantas de marihuana no representa un proceso demasiado complejo, solo hace falta tener cierta habilidad manual para darle el soporte necesario a las plantas, pero realmente se puede realizar con éxito con muy pocas herramientas.

El objetivo de cualquier tutorado es mejorar la producción así que aplica a casi cualquier técnica de cultivo.

Pero existen varios tipos de tutores que puedes construir y cada uno puede adaptarse según la variedad de la semilla y su ritmo de crecimiento.

Los tutores son simplemente cañas o cilindros de que se fijan a un lado del tronco a una distancia de 5 o 6 centímetros de la planta aproximadamente, el objetivo es hacer ataduras desde donde comienza la flor hasta el tronco central.

tutorar marihuana con plástico

El tutor sujeta la planta y no deja que se doble, con un tutor la planta resistirá cogollos más pesados, estos se comienzan a desarrollar con más vigorosidad gracias a que la mata se mantiene erguida.

Además de sujetar el tallo central también puedes hacer lo mismo con las ramas laterales, el efecto aumenta la capacidad de florecimiento y mayor volumen, por ello se obtiene más cannabis y con un margen superior de THC y CBD.

Te traemos algunas de las técnicas de tutorados más frecuentes en los cultivos cannabicos, para que aprendas paso a paso cómo construirlos y lograr que funcionen de manera realmente eficiente.

Tutor de plástico para marihuana

El tutor de plástico es de los más flexibles y resistentes, además puedes reciclarlo para varias cosechas si lo necesitas. Se emplean algunos tubos de un plástico que sea fácil de cortar para que puedas ajustarlo al tamaño deseado, según la altura de la planta.

En muchos casos este tipo de tutor puede ser sustituido por cilindros de caña o algún material natural como madera o bambú, no obstante ninguno es tan resistente ni evita la proliferación de hongos y plagas como el plástico.

Es mejor que utilices tutores elaborados en plástico pero evita que tenga huecos en los extremos para que no se alojen bichos e insectos indeseados.

Tutor de bambú para marihuana

Es bastante frecuente su uso, muchos cultivadores de cannabis lo encuentran más acorde al origen orgánico de todo el proceso.

Es tres veces más resistente que un tutor de plástico y se parece al hábitat en que se desarrolla la planta.

Tutores para marihuana

Entre sus desventajas está que su uso puede atraer insectos o que alguna bacteria se aloje en el tronco.

Su uso no está limitado a ninguna planta de cannabis pero encaja muy bien para plantas alta.

Alambre de jardinería para tutorar

Algunas personas realizan los amarres con hilo resistente o con una cuerda, pero es muy conveniente que se realice con alambre de jardinería.

Si lo que quieres es tutorar plantas de marihuana sobre todo en ambientes exteriores, es el mejor material para enlazar cada parte de la planta y la estructura termina por ser una suerte de enrejado.

Con alambre de jardinería puedes crear un entramado capaz de sostener los cogollos laterales y a la vez obtendrás una estructura que puedes reutilizar en varias cosechas.

Malla de tutorado

Esta es la malla útil para aplicar bajo la técnica de cultivo Scrog, se puede extender en vertical y horizontal y agrupa varias plantas al unísono. Esta malla puedes extenderla a toda la plantación.

En algunas tiendas de material cannabico la venden ya elaborada solo tendrás que instalarla, ten presente que aunque resiste muy bien los cogollos más grandes, también limita el espacio vertical de la planta.

También se conocen como malla multiarmario, son bastante flexibles y vienen en diversas medidas para que elijas la que mejor se ajuste a las dimensiones que requieres.

En caso de que quieras ser más arriesgado, algunos cultivadores las construyen con troncos, barras de acero o material utilizado en la construcción.

Al tutorar plantas de marihuana con malla, lo ideal es ubicarla sobre las macetas dejando espacio para el riego, la planta irá creciendo y cada nuevo espacio que necesites puedes ir dándole más lugar vertical hasta que florezca y puedas recoger tu cosecha.

Cuando la planta entra en floración normalmente llena el 100% de la malla y cuenta con un número importante de ramas que tienen la fuerza para resistir maravillosos y densos cogollos.

Entutorar marihuana con malla

El tutorado de plantas de marihuana es un proceso bastante sencillo y fácil, la marihuana es una planta que crece mejor con soportes que le sirvan de apoyo para sostener la morfología de su cuerpo, estas plantas además aguardan por mucha inteligencia biológica.

La misma planta se dispone a un mayor desarrollo cuando se percibe fuerte, si sus ramas centrales y laterales se muestran con rigidez la floración comienza a darse con mayor volumen.

Las mallas normalmente son utilizadas por cultivadores expertos mientras que los tutores de plástico se ven más entre cultivadores noveles y amateur.

No es un procedimiento para nada costoso si se compara con las ventajas que ofrece. Al frenar el crecimiento y obligar a la plata a ceñirse a los soportes es como crear un ambiente de motivación donde se potencia la producción de cannabis.

No está demás permitirse una práctica menos ortodoxa pero que no deja de ser natural, para lograr recoger más cannabis.

Entre las dificultades que puede darte el desarrollo de un tutorado en plantas de marihuana podría estar la habilidad y tiempo que deberás invertir en tus plantas.

Está de más advertirte que si el tutorado no está bien elaborado o no cuenta con la forma adecuada puede incluso estropear tus plantas.

En definitiva representa una técnica natural para imprimir cierto condicionamiento a los cultivos, la inteligencia de la planta de marihuana se pone en evidencia a partir del momento en que sus cogollos responden a la fortaleza de sus ramas.

Los tiempos de floración no varían salvo en cultivos interiores donde puede llegar a ser un poco más lento y las plantas deben mantenerse en el armario hasta que den sus primeros frutos.

El colocón que te da la hierba después que su planta de origen ha sido tutorada puede llegar a ser mucho mejor y altamente psicoactivo.

Ten presente que el tutorado eleva las propiedades del cannabis y su concentración de resina y cannabinoides es mayor, así que no dudes en dedicarle tiempo al tutorar tus plantas porque tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.