¿Qué efectos tiene mezclar Marihuana y tabaco?

¿Qué efectos tiene mezclar Marihuana y tabaco?
Por Absolute Seeds 24 January, 2019 Ningún Comentario

¿Qué efectos tiene mezclar Marihuana y tabaco?

El consumo de marihuana y tabaco es un hábito muy común que se ha incrementado en el continente europeo. Se trata de una práctica que resulta un poco peligrosa por la combinación de los efectos narcóticos o psicoactivos del cannabis y lo que la nicotina produce al organismo.

Sin embargo, algunos estudios han demostrado que mezclar tabaco con marihuana puede generar resultados cerebrales positivos siempre que se consuma moderadamente, evitando los excesos que pueden resultar letales.

Aunque resulte paradójico, la combinación de ambas sustancias que tienen mala fama por los efectos que producen por separado suele resultar positiva para incrementar la actividad cerebral y prolongar la sensación de euforia o relajación que nos provoca la marihuana.

¿Por qué se pone tabaco a la marihuana?

Cada uno de los consumidores de marihuana y tabaco tiene una o varias razones personales por las que usa marihuana mezclada con tabaco. Dependiendo del organismo del consumidor y el tipo de cannabis utilizado son los resultados que se obtienen de esta combinación. Sin embargo, todos coinciden en que la nicotina incrementa la sensación que produce la marihuana.

Por ejemplo, si se utiliza marihuana índica o ruderalis el efecto que se obtiene al mezclarla con la nicotina es de un estado de relajación mucho más intenso, mientras que el cannabis sativa con tabaco puede incrementar la psicoactividad, generando una sensación de euforia mucho más fuerte.

Esto ocurre porque el consumo prolongado de nicotina hace que los efectos sobre los receptores CB1 sean mucho más duraderos. El CB1 se activa con el THC y el CBD propios de los cannabis. Lo que quiere decir que no sólo los efectos serán más intensos sino también serán mucho más duraderos.

Tabaco y marihuana

Estas suelen ser las razones principales por las que la mayoría de los consumidores de marihuana tienen la costumbre de mezclarla con tabaco. Sin embargo, otras personas aseguran que al hacer esta combinación la combustión del porro será más fuerte y uniforme, razón por la cual tiende a tardar más tiempo en consumirse.

Por otra parte, hay consumidores que prefieren combinar sus cannabis con tabaco para conservar una cantidad de ambos psicoactivos por más tiempo; es decir, representa un mecanismo para ahorrar la marihuana que no es tan asequible para todas las personas.

También algunos individuos que fuman marihuana mezclada con el tabaco manifiestan que esta práctica les ayuda a reducir la sensación de ansiedad que les provoca el cannabis solo.

Otra de las razones por las que en Europa es más frecuente el consumo de tabaco y marihuana al mismo tiempo es la calidad del cannabis, a la vista de que en Estados Unidos no suelen usarse fertilizantes en los cultivos, por lo que la marihuana es casi 100% pura, mientras que en los países del primer mundo es habitual la aplicación de estas sustancias.

Esto tiene un efecto negativo en la sensación que produce el fumar el cannabis, ya que genera un escozor mayor en la garganta a la hora de fumar, sensación que se reduce cuando se mezcla la marihuana con el tabaco. Este es el principal motivo por el que en Europa el 90% de consumidores realizan esta combinación, mientras que en USA sólo un 8% mantiene esta práctica.

Por consiguiente, la combinación de la marihuana con el tabaco responde más a los beneficios que produce en el consumidor que a una práctica de moda. Además, sus efectos en el organismo también juegan un papel fundamental a la hora de decidirse entre consumir cannabis puro o combinado.

Efectos que proporciona el mezclar marihuana y tabaco.

Teniendo en cuenta los resultados orgánicos que producen ambas sustancias, los efectos de marihuana y tabaco suelen ser variados. Incluso las consecuencias de esta mezcla resulta positiva para el funcionamiento neurológico, según demuestran algunos estudios. Entre los efectos que genera a escala cerebral encontramos los siguientes.

Potencia la memoria.

En el año 2017, la University College London publicó los resultados de un estudio acerca de las sensaciones, las percepciones y el estado de ánimo que produce la mezcla de marihuana y tabaco, donde se demostró que la nicotina reduce los fallos de memoria que el cannabis sólo genera, dado que el tabaco aumenta la capacidad de concentración.

Tabaco y marihuana

Sin embargo, este estudio también concluyó que la combinación de ambas sustancias produce un aumento en la frecuencia cardíaca, así como mayor tendencia al riesgo de desarrollar adicción y negación para superarla.

Potencia la neuroconectividad.

Una investigación realizada por el Center for Brain Health, en la Universidad de Dallas, Estados Unidos, se basó en el seguimiento de los niveles de neuroactividad de las personas que consumían marihuana sola, tabaco solo y ambas sustancias al mismo tiempo, a quienes se realizaron resonancias magnéticas.

Dichos exámenes de imagenología demostraron que las personas que consumían la mezcla de marihuana y tabaco presentaban un nivel de conectividad cerebral más alto que quienes fumaban solo cannabis o solo tabaco. Esto quiere decir que la combinación de ambas sustancias potencia los niveles de neuroconectividad.

Incluso esta investigación manifestó un resultado paradójico, pues el hipocampo de los consumidores de marihuana era menor que el de quienes solo fumaban tabaco y proporcional a su capacidad de memoria. Sin embargo, en quienes fumaban ambas sustancias la capacidad de memoria era mayor.

Esto se debe al hecho de que la nicotina produce algunos resultados que contrarrestan los efectos de la marihuana en lo que a funcionamiento de la memoria se refiere.

Marihuana sola y marihuana con tabaco.

El consumo de la marihuana sola produce determinados efectos, dependiendo del tipo de cannabis que usamos. Sin embargo, tanto los psicoactivos como los relajantes producen una disminución en la capacidad de memoria y concentración.

No obstante, como lo explicamos previamente, cuando se mezcla la marihuana con el tabaco suele disminuir este efecto, incrementando así nuestra capacidad de concentración y memoria. Es decir, al parecer la nicotina contrarresta el efecto negativo de la marihuana a escala cerebral, por lo que nos evita los problemas para recordar.

Entonces, la combinación de ambas sustancias produce un efecto más duradero, no afecta la capacidad de memoria y concentración y aumenta la sensación de relajación o euforia que provoca el cannabis.

Marihuana sola

Ese aumento de los efectos de la marihuana que produce el tabaco se debe al hecho de que la nicotina aumenta casi en un gran porcentaje la concentración de THC en un cigarro de cannabis, según los resultados de un estudio realizado en 2009 y publicado en Inhalation Toxicology.

En esa ocasión, se realizaron estudios y pruebas a cannabis puros y otros mezclados con tabaco. Los primeros reflejaron un nivel de THC de unos 32,7 miligramos por gramo, pero en los cigarros mezclados con tabaco la cifra de THC alcanzó unos 58,9 miligramos por gramo en los casos en que solo tenían un 25% de cannabis.

Esto quiere decir que la eficiencia en la vaporización del THC mejora en un 45% cuando se combina con la nicotina propia del tabaco, incrementando de esta forma los efectos del tipo de marihuana que se consuma, ya sea relajante o psicoactiva.

Según los expertos la nicotina es una sustancia que produce más efectos negativos que positivos en el organismo, tales como la estimulación del sistema nervioso, aumento de la presión arterial y la frecuencia cardíaca; además se vincula directamente con el desarrollo de algunos tipos de cáncer, por lo que su consumo en exceso no es muy recomendado.

Por tanto, aun cuando su combinación con la marihuana produce efectos más agradables para las personas debe usarse con mesura, en especial por parte de aquellos consumidores que requieren un cigarro con cannabir para desarrollar al máximo su creatividad en el trabajo o su resistencia física en la práctica de alguna actividad personal. Recuerda que todo en exceso puede ser negativo.

Tabaco y marihuana

Según lo que describimos anteriormente, todas las sensaciones y efectos que produce el consumo solo de marihuana se incrementa considerablemente cuando se combina con tabaco, pero con la excepción de que mejora la capacidad de concentración y memorización, gracias a que incrementa la neuroactividad.

Esto quiere decir que aquellas personas que desean obtener unos efectos mucho más prolongados en intensos pueden mezclar la marihuana con el tabaco.

Esto es una ventaja para los que consumen marihuana los fines medicinales. Por ejemplo, un paciente que tenga cáncer en etapa terminal puede prolongar el efecto analgésico de la marihuana si la combina con nicotina.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que esta combinación produce un incremento en la frecuencia cardíaca, por lo que debe usarse con precaución en estos casos. Antes de elegir esta opción siempre es preferible consultar con el médico o especialista para evitar efectos adversos.

En caso de que el consumo de marihuana se realice con el objetivo de relajarse o mantenerse más activo su combinación con el tabaco es una buena opción para prolongar ambos estados, resultando placentero.

Sin embargo, el uso y consumo de estas sustancias es una decisión muy personal, teniendo en cuenta que debe hacerse con responsabilidad para evitar el desarrollo de adicciones.

Deja tu opinión

Suscribiéndote a nuestra newsletter nos AUTORIZAS a enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios por cualquier medio (postal, email o teléfono) e invitarte a eventos organizados por la empresa.